Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
20 diciembre 2012 4 20 /12 /diciembre /2012 12:28

Game-Of-Thrones

 

En espera de la tercera temporada de 'Juego de Tronos', os presentó el primer fanfic de El Ala del Espectador. Está basado en una pequeña historia contada en el tercer libro de la saga de 'Canción de Hielo y Fuego'. Si no has leído 'Tormenta de Espadas' te recomiendo que no leas este relato ya que puede contener algún spoiler oculto entre las palabras. Sin más os dejo con este pequeño fanfic titulado 'Tystra':

 

Tystra - Fanfic de Juego de Tronos

 

 

Tystra se dirigía de nuevo a hablar con su esposo. Había vuelto a tener aquel sueño y tenía que volver a intentar que la escuchara. No podía permitir que la batalla tuviera lugar. Sabía que sería el fin de todo para ellos.

 

Llego hasta las puertas de la habitación en que se encontraba el Rey reunido, respiró profundamente y entró. Todos se volvieron al escuchar las pesadas puertas al abrirse. Todos los Consejeros la miraban intrigados. Tystra estaba nerviosa, el sueño que había tenido la había dejado en un estado casi de shock. Cuando miró a su esposo este le respondió con una dura mirada.

 

  • Alteza, por favor escuchadme. Temo por vos, temo por nuestros hijos y temo por el reino. Por favor, tenéis que escucharme.

  • Ya hemos hablado de esto Tystra – le dijo el Rey con un gesto serio, tras el cual la habitación quedó en completo silencio – Dejadnos, mis señores – añadió.

 

Después de que salieran los caballeros, el Rey y la Reina quedaron a solas.

 

  • He vuelto a tener el sueño...

  • No hay nada que pueda convencerme para quedarme aquí y no ir a defender el Reino, Tystra. Sé lo que son esos sueños. No eres la única que los tiene. Algunos de mis caballeros también me han avisado. Sé que se cumplirá seguramente, pero no hay otra opción.

  • Puedes pedir ayuda a los lacustres...

  • Esas ranas no salen de sus charcas – dijo el Rey con cierto desprecio. Se escudan en sus pantanos y creen que nadie podrá atacarles.

  • Pues a los gigantes.

  • Sabes que los gigantes no vendrán de ninguna forma. Nos acompañarán multitud de wargs, Tystra.

  • No lucharéis sólo contra los 3 ándalos que pensáis, habrá más. Serán siete, como sus dioses – le advirtió Tystra.

 

El Rey se acercó a ella y la rodeó con sus brazos. Olió su perfume. Le besó la mejilla y añadió:

 

  • Te quiero Tystra. No lo olvides.

 

Días después, la Reina se acercó a uno de los arcianos del bosque de dioses, al más grande y más anciano de ellos. Algunos de los que había alrededor no eran más que brotes. Llevaba un vestido blanco y se dispuso a rezar una oración. El Rey había partido el día anterior hacia la batalla con todas las fuerzas del Reino. Ella sabía que sería la última para él. Él también lo sabía. Tystra se tumbó junto a una de las raíces del viejo árbol y se quedó dormida mientras las lágrimas recorrían su mejilla.

 

Tuvo de nuevo el sueño en el que veía al Rey morir, pero en esta ocasión vio más allá. El Gran Arciano en el que estaba le ayudó a ver todo aquello. Soñó con su hijo, su muerte y la caída definitiva del Reino y de la casa Mudd. Soñó con nuevos reinos que aparecerían después y caerían más tarde, con inviernos largos y horrorosos, con espectros y con Los Otros. Vió el paso del tiempo de la ciudad y como desaparecía hasta convertirse en un montón de ruinas. Vió a extrañas criaturas aladas que respiraban fuego llegar y arrasar con todo. Vió a un joven Rey y su huargo a los pies de la tumba de su marido y el destino que les aguardaba. Y entonces despertó. Se incorporó ligeramente y observó la cara arrugada del arciano. Las lágrimas empezaron a recorrer sus mejillas de nuevo.

 

  • Oh Trístifer, nos hemos condenado. Había más opciones. Tenía que haberlas – susurró Tystra. Y se quedó allí, junto al viejo árbol blanco, tumbada, aguardando a su destino.

Compartir este post

Repost 0
Published by El Ala del Espectador - en Juego de Tronos
Comenta este artículo

Comentarios

Busca En El Blog

Archivos

Este blog es miembro de: